El Calendario Azteca

Su nombre correcto es “La Piedra del Sol” pero ha pasado al imaginario mexicano como un calendario aunque tampoco sea tal cosa, sin embargo, es posible observar en él elementos que aluden al tiempo en la cosmogonía náhuatl.

El Museo del Calendario cuenta con una réplica a tamaño real tallada en madera a mano, si existe una palabra para describirlo es: monumental.